Vtelca, fábrica productiva por esfuerzo de sus trabajadores

 

26 trabajadores con discapacidad son parte de la dinámica productiva en Vtelca

Prensa Vtelca/ Detrás de un récord histórico que supera los 7 millones 790 mil celulares ensamblados desde el 2009 hasta la fecha, destaca el compromiso de mujeres y hombres, quienes en nueve años han convertido a Venezolana de Telecomunicaciones (Vtelca) en una empresa autosustentable en lo financiero donde se han construido 25 mil metros cuadrados de infraestructura producto del esfuerzo de los trabajadores.

Bajo un modelo de gestión que la define como una fábrica integral e integradora, los trabajadores -en su mayoría provenientes de 56 comunidades de Paraguaná- combinan a diario la dinámica productiva con distintas actividades que propician la elevación de la conciencia para el surgimiento de un nuevo ser dentro de la sociedad.

Así lo describe su presidente Akram Makarem, quien asegura que en Vtelca se atiende lo productivo pero también lo humano, situando al trabajador en el centro del esfuerzo productivo. “Creemos que el socialismo puede atender dos extremos: producir de manera sustentable sin menoscabar la dignidad de nuestros trabajadores”.

Es así como nueve colectivos denominados esferas concentran las vocaciones de los trabajadores, entre ellos, jóvenes por primer empleo, discapacitados y adultos mayores, con el objetivo de descubrir y aprovechar sus capacidades más allá de lo estrictamente productivo.

Con variedad de instrumentos de cuerda, viento y percusión, la orquesta Vtelca en Voz reúne variedad de talentos artísticos, quienes tienen un repertorio de música latinoamericana y caribeña presentado en importantes escenarios como el del Watuyusei 2017.

A la par, otros trabajadores transforman la madera de las cajas que contienen las partes y piezas de los celulares en juguetes didácticos y objetos utilitarios para instalar ludotecas en centros de educación inicial que ayudan a estimular las funciones cognitivas, psicomotoras y sociales de los niños.

Con el programa Vtelca Siembra, la empresa incentiva al cultivo de frutas y vegetales para el consumo propio

Recientemente, esta unidad de reciclaje facilitó las condiciones para la entrega de 150 mesas pupitres recuperadas por los privados de libertad albergados en la Comunidad Penitenciaria de Coro, bienes destinados a los Centros de Formación Josefa Camejo y Francisco de Miranda a partir el programa penitenciario Luisa Cáceres de Arismendi impulsado por el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) para beneficiar a los integrantes del Plan Chamba Juvenil en Punto Fijo.

En la actualidad, la visión holística de Vtelca también destaca por ser de las pocas empresas nacionales que mantiene en su nómina cinco por ciento de personas con alguna condición especial, tal como establece el documento jurídico que rige y garantiza sus derechos, lo que permitió las condiciones en el 2014 para fundar el comité socialista de personas con discapacidad Hugo Rafael Chávez Frías compuesto por 26 trabajadores.

Con la premisa “exigimos nuestros derechos y cumplimos nuestros deberes”, sus integrantes son parte de la dinámica productiva, al tiempo que ejercen actividades sociales orientadas al trámite de certificaciones y ayudas técnicas otorgadas por el Conapdis y la Misión José Gregorio Hernández, respectivamente.

A esto se suma el acompañamiento a las familias para buscar orientación en los hogares que cuenten con un caso de alguna persona con capacidades distintas y en la conformación de comités comunitarios de personas con discapacidad en diferentes sectores de la península, así como la creación de estas instancias en otras empresas del Estado.

Sin embargo, la ensambladora de celulares ha tenido que enfrentar amenazas inherentes a procesos repetitivos: las enfermedades ocupacionales. Ante esto, un equipo de profesionales evalúa las distintas patologías para reubicar al trabajador hacia un puesto que no desmejore su condición, mientras se incentiva de manera permanente a la práctica de alguna actividad física.

En un espacio de 400 metros cuadrados dispuesto dentro de la misma empresa, 22 trabajadores ponen en práctica lo aprendido en los programas facilitados por el Inces Falcón en materia de cultivos organopónicos, huertos familiares y control biológicos de playas, lo que ha permitido la siembra y el cultivo de especies como ají, auyama, berenjena, melón, patilla, pimentón y tomate, entre otras.

Artículos elaborados por los trabajadores con madera excedente del proceso productivo

Este colectivo se encuentra en proceso de construcción de un vivero adaptado a las condiciones climatológicas de la zona para fortalecer el proyecto y, además, formar un banco de semillas.

Otras actividades como la formación y la milicia obrera complementan un modelo de gestión que desde el 2010 apunta hacia el empoderamiento de la clase obrera para contribuir al desarrollo económico del país a través de la producción. “Nuestra excusa es ensamblar un celular, nuestro objetivo es inspirar la conciencia de los trabajadores”, resume Makarem.

Acerca de LeswyRomero

Coordinador de Información de Venezolana de Telecomunicaciones C.A. (Vtelca), la fábrica del Vergatario, locutor, animador e instructor de oratoria
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.